Los centros de desintoxicación salvan vidas. No hay duda de ello, aunque muchas de las personas con adicciones en un principio puedan mostrarse escépticas e incluso contrarias al hecho de acudir a estas clínicas.  Sin embargo, podemos decir sin temor a equivocarnos que estos centros ayudan a recuperar la libertad de aquellos que sufren una adicción para que puedan volver a integrarse en la sociedad.

En el Instituto Noa contamos con un equipo profesional multidisciplinar y con las instalaciones necesarias para hacer que esto ocurra.

Cuando alguien muestra comenzar a tener un problema con las drogas o sentir adicción hacia cualquier sustancia o comportamiento, es el mejor momento para tomar las medidas oportunas que eviten la prolongación a dicho consumo. Acudir a los servicios de urgencia no ayudará a liberarse de la adicción. Lo que necesita para poder liberarse de ellas y recuperar su vida, es la ayuda profesional.

Señales que alternan de la existencia de una adicción

No todas las adicciones son iguales, ni tampoco todas las personas actúan del mismo modo cuando comienzan a engancharse a una droga, por ejemplo. Pero sí es cierto que existen una serie de pautas que pueden ayudarnos a identificar que esa persona puede estar sufriendo una adicción:

  1. Mentir para ocultar su problema.
  2. Cambios bruscos de comportamiento, especialmente ira repentina o ansiedad.
  3. Depresión.
  4. Alejarse de su entorno familiar y de amigos habitual.
  5. Recurrir a hurtos para adquirir dinero que le permita poder consumir.
  6. Negar tener un problema y mostrar frustración con quienes intentan ayudar.
  7. Pérdida de interés, de motivación y de concentración

A nivel físico también hay determinadas señales que reflejan que algo no va bien:

  1. Pupilas dilatadas.
  2. Somnolencia.
  3. Pérdida de apetito.
  4. Descuido de la imagen e higiene personal.
  5. Lentitud a la hora de reaccionar.

En los centros de desintoxicación, los equipos profesionales analizan y adaptan el tratamiento a cada caso de manera individualizada. Pero, además, es esencial el grado de implicación de los familiares y amigos de la persona a ayudar. Con la unión de profesionales y el del entorno más próximo del adicto, se le puede sacar de esa espiral nociva; y con esfuerzo y paciencia, superar la adicción y recuperar su vida sin la presencia de sustancias tóxicas.

Así que, si tienes alguna duda sobre cómo actuar para iniciar una tratamiento, no dudes en contactarnos.