Mindfulness o conciencia plena se basa en la meditación Vipassana.

Conciencia plena para descubrir lo mismo que buscaba Buda cuando se propuso no levantarse y permanecer debajo del arbol hasta descubrir el origen de la insatisfacción y del sufrimiento, nos proporcionó una herramienta valiosa para todo ser humano que busca lo mismo de múltiples maneras; una de ellas es la de consumir : sustancias legales(alcohol) o ilegales, juego, sexo ,adicciones sin sustancias, consumir aunque esto nos esclavice , arruine nuestra salud física y mental, nos cause perdida de trabajo, familia, con tal que nos aleje del sufrimiento, la insatisfacción, el dolor.

La misma intención de conocer el origen de la insatisfacción es la que nos hace sentarnos a meditar y en estas tardes de primavera y de Mindfulness en el patio del Instituto Noa con la realidad externa de una pandemia como el coronavirus , el miedo a contraer la enfermedad, el deseo de estar en casa con sus familias, la impotencia y la culpa por tener que estar allí encerrados, con todo ello intentamos ponernos a meditar.

Cuando nos acercamos a la meditación es de mucha importancia la voluntad de descubrir este camino, dedicar un tiempo cada día a quedarte a solas contigo mismo para observar tu respiración, tu cuerpo, tus emociones, tu mente. Los pacientes del instituto Noa no han pedido meditar, en muchos casos están obligados por la enfermedad, el juez o la familia que los obliga, en algunos casos ellos mismos se dan cuenta de que tienen que curarse y ahí ya existe una garantía de curación. Con todo esto nos ponemos a meditar.

Para comenzar en cada sesión es primordial calmar el cuerpo y la mente, el cuerpo y la mente forman parte de un todo, comenzar trabajando el cuerpo es siempre la sensación de volver a tu hogar, mucho más seguro siempre.

Practicamos ejercicios sencillos de respiración con la ayuda de una serie de movimientos energéticos desde la práctica del Qi Gon , trabajar la respiración y movimientos suaves y lentos proporciona al cuerpo una herramienta muy valiosa encontrar seguridad en la repetición. Comenzar con el movimiento lo encuentro sumamente útil para armonizar al grupo, moverse en un ritmo todo el grupo proporciona una conciencia de ser y pertenecer a un todo, trabajamos acoger al que viene nuevo, cosa que ocurre constantemente, la clase de Qi Gon recibe a todo paciente nuevo e intentamos que se incorporen a una rutina tal vez muy novedosa par muchos de ellos, la mayoría de los nuevos suele dormir durante las primeras clases, me parece siempre buena señal. Este trabajo con el cuerpo permite calmar, equilibrar y nos permite acceder a otras prácticas de Mindfulness.

meditacion adicciones desintoxicacion sevilla

En estos momentos ,y a consecuencia del coronavirus, estamos meditando al aire libre, en un patio de palmeras centenarias altas y magníficas, muchos pájaros, la ví a del tren pasa muy cerca el ritmo de los trenes ahora es más silencioso , no hay nada que asuste más a una mente inquieta que un silencio prolongado. Para meditar con un grupo de gente aislada del mundo que han parado sus vidas, su trabajo, amistades ,deshabituar al cuerpo no solo de sustancias sino también de horarios, relaciones personales, familias, esto es una dura tarea, primero para ellos y lo es por supuesto si intentamos escucharnos, incluso el latido de tu propio corazón puede ser un sonido de vida o relacionado con la ansiedad, así de valiente tiene que ser la actitud del que medita.

Prácticas tan sencillas como permanecer en la postura de meditación , estar presentes, sostenerte en tu espalda sin apoyos, la quietud, el silencio, escuchar es a veces una conquista diaria que requiere un gran esfuerzo compensada cuando se puede ver la evolución de muchos de ellos, cada uno tiene su ritmo, es muy alentador ver como se vuelven menos reactivos a los acontecimientos, pueden separar mucho mejor lo que es la realidad y la diferencia de ésta con los pensamientos.

El trabajar la respiración nos pone en contacto con nuestro estado interno y en este tipo de contexto de adicciones es desafiante en muchos casos porque nos sitúa frente a nuestros miedos, recuerdos y experiencias pasadas , la propia mente mente puede ser nuestro mayor enemigo.
Trabajar el equilibrio, el ritmo y la exploración de nuestro espacio personal en la práctica de la meditación caminando lo encuentro de una gran riqueza y en muchos casos una gran experiencia para todos, como me decía uno de los paciente:” me doy cuenta que he estado corriendo la mayor parte de mi vida y hoy lo he experimentado al caminar con conciencia.”

La práctica de Metta (amor bondadoso) amabilidad consigo mismo, autocuidado aceptación y apertura de corazón.
Queda mucho por experimentar y poner en práctica, tengo mucha confianza en la formación que he recibido en el Instituto Baraka de Psicología Integral organizado en Andalucía por Esfera Mindfulness.

En cada promoción de Instructores de Mindfulness el nuevo instructor acaba la formación con herramientas y experiencia suficiente para poder diseñar programas de Mindfulness personalizados o para grupos.