Dejar de consumir sustancias adictivas no es fácil, aunque sí posible siempre y cuando se realice con ayuda profesional y en el marco de alguno de los centros de desintoxicación que hay en España. La cocaína modifica potentemente el comportamiento de la persona que la consume y su uso continuado genera una fuerte dependencia psicológica. Para ello, en el Instituto Noa contamos con equipo médico cualificado y los mejores tratamientos para dejar de consumir cocaína y otras sustancias.

Muchas personas tienen una creencia errónea al considerar que el cocainómano es una persona sin valores, con muchos problemas sociales y con falta de voluntad para dejar su adicción. Sin embargo, la realidad dista mucho de esa impresión, ya que el consumo continuado de esta droga altera el cerebro e inhibe la capacidad de la persona adicta a esta sustancia para resistirse al deseo del consumo, siendo éste cada vez mayor.

Por ello, hay personas que intentan dejar su adicción y fracasan en el intento al no contar con el apoyo y los tratamientos adecuados.

¿Cómo afecta la cocaína a nuestro organismo?

La cocaína es una droga extremadamente adictiva, lo que hace que cuando existe un consumo continuo o habitual, la persona adicta no pueda controlar hasta dónde continuará deseándola o consumiéndola.

Cuando hay un abuso del consumo de cocaína podemos hablar ya de drogadicción, una enfermedad crónica que además de afectar al sistema nervioso, también altera funciones corporales. Su consumo a largo plazo puede llegar a generar convulsiones, problemas del corazón o lesiones neurológicas.  Por ello, es necesario que el tratamiento para dejar la cocaína estés supervisado por profesionales de la medicina y de la psicología.

En nuestro centro de adicciones de Sevilla ofrecemos ayuda para resolver la adicción a la esta droga. Dejar la coca no es sencillo, pero es totalmente posible.