El proceso terapéutico

Cada persona es un ser único e irrepetible. Del mismo modo, el proceso terapéutico también es exclusivo para cada individuo. Cada uno parte desde donde está y avanza con los recursos de que dispone, según sus necesidades y su nivel de sufrimiento. A partir de ahí, inicia un proceso de encuentro con sí mismo, mediante la ampliación de la conciencia hacia aspectos desconocidos, rechazados u olvidados de sí mismo.

La terapia es un espacio para expresar, sentir, hacerte preguntas acerca de ti mismo, aprender de ti mismo, cuestionarte a ti mismo, ver qué tienes tú que ver con lo que te pasa, reflexionar acerca de tu propia vida junto a otra persona: el terapeuta.

El terapeuta te escucha sin juicios ni valoraciones; te muestra aquello que es obvio en el aquí y ahora de la sesión, y que tú por ti mismo no puedes ver; te apoya para que puedas comprenderte y acercarte al dolor, y te acompaña en la búsqueda de otra mirada que te permita encontrar nuevas soluciones creativas a los problemas, y aliviar tu sufrimiento.

Hacer terapia es asumir la responsabilidad de explorar activamente las situaciones insatisfactorias de tu vida y los recursos que estás empleando para afrontarlas. El terapeuta trabaja con lo que tú llevas a la sesión. Te acompaña y te apoya para que seas más consciente de tus puntos ciegos y para que descubras y amplíes tu potencial. Esto supone que tienes que estar dispuesto a cuestionarte la consistencia de tus propias limitaciones y estar abierto a descubrir los obstáculos que te impiden hacer nuevos ajustes creativos para poder afrontar las dificultades con menos sufrimiento.

Cuanto más profundices en tu vida y más dispuesto estés a cuestionarte todo, más terapéutico y transformador será el proceso. En la terapia vas a poder aprender de ti mismo todo lo que tú quieras saber, pues tú eres el artífice de tus propios descubrimientos internos. Para ello no basta con mirar, sino que hay que estar dispuesto a ver. No basta con asomarte a las circunstancias de tu vida, sino estar dispuesto a profundizar en ellas, a tu ritmo y con el apoyo del terapeuta, para ver qué, cómo y para qué estás actuando en tu vida.

INSTITUTO NOA

Después de haber superado esta enfermedad, se ha formado profesionalmente en este campo y es actualmente Director Terapéutico de Instituto NOA.

Juan Marco González

Después de una exitosa carrera deportiva y numerosos logros de alto nivel competitivo, durante los últimos 15 años he estado vinculado al mundo de los tratamientos tanto ambulatorios, como residenciales en el ámbito de las drogodependencias.

Pedro García Aguado

¡Llámanos!

LOCALIZACIÓN

Pide tu cita

En nuestro centro ofrecemos un tratamiento de adicciones intensivo en régimen de ingreso. Gracias a nuestra experiencia en este campo, podemos garantizar que nuestro método es el más eficaz para que el paciente evite situaciones de riesgo y consiga disfrutar el resto de su vida junto a sus seres queridos.