La profecía autocumplida y el efecto pigmalión en la recuperación de adicciones